Conoce todos los datos para saber interpretar una prueba de esfuerzo


Una prueba de esfuerzo no solo nos arroja datos sobre el rendimiento deportivo, sino que también nos ayuda a conocer nuestro estado de salud cardiorrespiratoria y saber si existen o no patologías que puedan contraindicar la práctica de ciertas actividades deportivas. Si has decidido realizarte una prueba de esfuerzo y no tienes ninguna contraindicación, en esta entrada vamos a desgranar y detallar todos los datos que arroja dicha prueba para que puedas aplicarlo a tus entrenamientos diarios de forma mucho más afinada y así poder mejorar tu rendimiento.





En una prueba de esfuerzo deportiva, además de monitorizar la frecuencia cardíaca y la tensión durante el esfuerzo, también se monitoriza el consumo de gases y el lactato, para así conocer la respuesta metabólica y establecer los umbrales, de los cuales  hablaremos a continuación.

Básicamente, los datos que se miden en una prueba de esfuerzo deportiva son:

A nivel cardiovascular:

  • La frecuencia cardíaca: Es mejor indicador de la intensidad del esfuerzo. Se evalúa la  frecuencia cardíaca máxima alcanzada y la relación entre las distintas intensidades y umbrales. Además se obtiene la frecuencia máxima real sin tener que recurrir a las famosas formulas.
  • La presión arterial: La elevación gradual de la presión arterial sistólica hasta valores entre 200-220  y la diastólica que debe mantenerse o disminuir ligeramente.
  • Valores electrocardiógrafos.


A nivel funcional:

  • VO2max (volumen de oxigeno máximo). Es uno de los parámetros más significativos durante un esfuerzo, ya que integra la función del sistema respiratorio, cardiovascular y muscular. Se refiere a la cantidad más elevada de oxigeno que el organismo es capaz de captar (por el sistema respiratorio), transportar (por el sistema cardiovascular) y consumir (por las células musculares para abastecer al músculo de energía) por unidad de tiempo (Fernández - Vaquero 2008), Esta intensidad coincide con la potencia aeróbica máxima. 
  • ml/kg/min.: El VO2 (Volumen de oxigeno) se mide en mililitros de oxigeno por cada minuto y kg de peso.
  • RER Es la tasa de intercambio respiratorio (RER por sus siglas en inglés Respiratori Exchange Rate). Nuestro metabolismo usa diferentes mezclas metabólicas para satisfacer las demandas energéticas, y este es un parámetro muy útil para evaluar la mezcla metabólica usada en cada intensidad, determinando el cociente entre el volumen de CO2 (Dióxido de carbono) expirado y el volumen de O2 (oxigeno) inspirado (RER=VCO2/VO2). La tasa para el metabolismo de las grasas es de 0,7, y para el metabolismo de la glucosa es 1, es decir, a intensidades relativamente bajas con una participación exclusiva del metabolismo aeróbico  (por debajo del VT1) donde predomina la oxidación de ácidos grasos, el RER será más cercano a 0,7, y a intensidades cercanas al VO2max donde la participación anaeróbica se incrementa y el glucógeno es la principal fuente de energía, el RER será 1.


Veamos la ecuación química que representa el proceso de respiración celular en los humanos para una molécula de glucosa y una molécula de ácido graso.


Oxidación de una molécula de glucosa:

6 O2 + C6H12O6 ---------> 6 CO2 + 6 H2O + 38 ATP 

RER = VCO2/VO2 = 6 CO2/6 O2 = 1.0


Oxidación de una molécula de ácido graso:

23 O2 + C16H32O2 -------> 16 CO2 + 16 H2O + 129 ATP

RER = VCO2/VO2 = 16 CO2/23 O2 = 0.7

Ahora que ya sabemos calcular RER, ¿que podemos hacer?

1-Podemos determinar que sustrato energético se está utilizando para la producción de energía.
2-Calcular el gasto de energía para una actividad determinada.


RER
Gasto energético Kcal/ L O2
0.71 
4.69
0.75
4.74
0.80
4.80
0.85
4.86
0.90
4.92
0.95
4.99
1.00
5.05


Por ejemplo, al realizar la prueba, si en el umbral ventilatorio 1 (VT1) mi frecuencia es de 141 ppm, mi consumo es de  2,4 L de O2 / min y el valor de  RER es 0.75 gastaré 11.38 kcal / min (2.4 L de O2 x 4.74 kcal / O2 = 11.38 kcal / min). Por lo tanto, si hago ejercicio en el umbral aeróbico 1 (a 141 ppm) durante 30 min, voy a quemar 341 kcal. Pero no debes preocuparte por todos estos cálculos, la mayoría de aparatos de laboratorio donde se realizan pruebas de esfuerzo ya calculan todos estos datos.  


  • Los niveles de lactato. El lactato es otro de los parámetros importantes a la hora de establecer umbrales. Es un subproducto que proviene de la descomposición del glucógeno, por lo tanto, sus niveles aumentan cuando aumenta la participación de energía por la vía anaeróbica. Si se acumula mucho lactato en los músculos, estos se vuelven muy ácidos causando problemas de contracción muscular durante el ejercicio y como consecuencia aparece la fatiga. En cada atleta hay una potencia o velocidad  asociada a un máximo estado estable del lactato (MLSS). El máximo estado estable de lactato se refiere a la intensidad máxima de ejercicio que puede mantenerse durante un tiempo prolongado (>25min) sin un incremento continuado (<1 mmol-1)de la concentración de ácido láctico (Beneke,2003) y este se ha asociado con el umbral anaeróbico (VT2) y a su vez con un %VO2max.  Por lo general, el MLSS coincide con un cociente respiratorio (RER) aproximadamente de 1.
    
     Umbrales 

  • Umbral Aeróbico, también conocido como umbral ventilatorio 1 (VT1) se puede definir como aquella intensidad de esfuerzo en la que el metabolismo aeróbico se hace insuficiente por si sólo para satisfacer las demandas energéticas del tejido muscular activo y, en consecuencia, es necesario recurrir a las fuentes anaeróbicas adicionales de suministro energético (Holloszy & Coyle, 1984). Esta producción de energía por metabolismo anaeróbico es muy reducida, por lo que la escasa acidez (H+) que genera es inmediatamente tamponada o bloqueada en el propio músculo (buffered) y por tanto ésta se mantiene en una línea estable o también llamada “línea basal” (Naimark, Wasserman, Mcllroy, 1964)
  • En este umbral, para satisfacer las demandas de energía de nuestros músculos, la mezcla metabólica será el resultado de un consumo mixto de grasas e hidratos de carbono, pero con predominancia de las grasas.  (20-40% ácidos grasos vs. 60-80% HHCC), y la participación aeróbica–anaeróbica se encuentra en torno al 99% aeróbico vs. 1% anaeróbico. La intensidad del Umbral Aeróbico  se localiza en la mayor parte de los sujetos entrenados entre el 65-75% del VO2max (Pallares JG. 2012).
  • Uno de los cambios metabólicos que se producen en este umbral es que los niveles de lactato empiezan a elevarse respecto a los niveles de reposo (imagen 1), pero sin llegar a rebasar los 2 mmol/L Skinner y Mclellan (1980).
  • Otro de los cambios que se producen cuando se rebasa el VT1 es un incremento de la producción de CO2 debido a la participación del sistema glucolitico mientras que la tasa de VO2 aumenta de forma lineal en respuesta a la intensidad del ejercicio.(imagen 2)


Imagen 1  




Imagen 2

  • Umbral Anaeróbico, también conocido como umbral ventilatorio 2 (VT2) está considerado como la zona o intensidad de transición aeróbica-anaeróbica en la que el oxígeno suministrado a los músculos que se ejercitan no resulta suficiente para cubrir las necesidades de energía, por lo que la glucolisis anaeróbica comienza a intervenir de manera relevante como proveedora de ATP (~5-7% del total de la energía) (Mora-Rodríguez, 2009). A partir de este Umbral Anaeróbico, si la intensidad continúa incrementándose, la acidosis metabólica del atleta comienza a elevarse exponencialmente debido a que el músculo no es capaz de resintetizarlo (tamponarlo - Sistema Buffer) a la misma velocidad que se genera, y esto produce a su vez que la ventilación se intensifique de manera desproporcionada con respecto al oxígeno consumido (Wasserman & Mcllroy, 1964).
  • A esta intensidad el cociente respiratorio (VCO2/VO2) está muy próximo a 1, y requiere de un consumo energético prácticamente exclusivo de hidratos de carbono, donde la participación aeróbica– anaeróbica se encuentra en torno al 95% aeróbico vs. 5% anaeróbico (Wasserman, Hansen, Sue, Stringer& Whipp, 2005). La intensidad de este Umbral Anaeróbico se localiza en la mayor parte de los sujetos entrenados entre el 75-85% de su VO2max.






Fuentes y literatura:

PROPUESTA METODOLÓGICA PARA EL ENTRENAMIENTO DELA RESISTENCIA CARDIORRESPIRATORIA Pallarés, JG; Morán-Navarro, R. (2012).

The transition from aerobic to anaerobic metabolism. Skinner y Mclellan (1980).

No hay comentarios:

Publicar un comentario